Entrevista a Modesto Montoya
Entrevistador: miembro del Grupo de apoyo de Reportes CienciaPerú (usted puede hacerle más preguntas..)

   
 
Modesto Montoya

Modesto Montoya, nació en Salpo, a 3 600 m.s.n.m., pero la mayor parte de su vida, hasta los 16 años, la gozó en Chimbote. Según cuenta, desde niño, en las noches, colocaba una de sus orejas contra la arena, para escuchar el sonido que emitía la playa ante los golpes de las olas. La breve conversación que sigue fue con el fondo de la sinfonía marina interpretada por olas y aves, sobre las rocas esculpidas por innumerables gotillas saladas que reflejan sus imágenes sobre la cámara fotográfica.Nuestras preguntas y sus respuestas (usted puede enviarle más preguntas a modesto_montoya@yahoo.com)

¿Amas al mar?
Sí, pero lo prefiero de noche, porque se le escucha mejor y deja volar la imaginación.

¿Lo visitas frecuentemente?
Cada sábado que pueda, necesariamente, para retomar energías...

Modesto Montoya en 1985
En 1985 Modesto Montoya empezó a promo-ver la ciencia y la tecnología en el Perú.

¿Es agotador tu trabajo de difusión y promoción de la ciencia? Vemos que se está intensificando…
Cierto, he descubierto –realmente no había dado cuenta- que muchos jóvenes están dispuesto a compartir los esfuerzos que debe hacerse para que nuestro país le preste importancia a la ciencia. Me uno a ellos, y empujamos la campaña.

Es un fenómeno reciente?
Nosotros comenzamos el año 1984. El periodismo entonces no difundía temas científicos.

Se pensaba que un científico era un sabio perdido al que se podía preguntar de todo lo que parecía raro o novedoso, desde las explosiones nucleares hasta epidemias del cólera o el cometa Halley. Hoy eso ha cambiado. Los medios de comunicación le prestan importancia a las noticias de ciencia. Hay programas de TV y Radio sobre ciencia y tecnología. Los diarios tienen secciones sobre el tema. Entonces la juventud entona, y yo me uno a ella.

¿Y hay futuro para los científicos jóvenes?
Es difícil, porque tenemos un Gobierno que no comprende su valor. En la Ley del Presupuesto hay prohibición de nombrar investigadores científicos y tecnológicos en los institutos. Los actuales investigadores tienen una edad promedio por encima de los 50 años. Viejas glorias…, si alguna vez lo fuimos.  En esa situación, la mayoría se va al extranjero.
Debo señalar que la Universidad Peruana Cayetano Heredia hace esfuerzos para repatriar algunos talentos, pero no tienen fondos para todas las demandas.

Y ustedes los traen para el Encuentro Científico Internacional…
Ellos vienen solos, con sus propios recursos. Se está creando una diáspora científica peruana que, creo, puede cambiar el rumbo de la ciencia y la tecnología en el Perú, a pesar del Estado, que está mirando a otro lado, a la exportación de materias primas. Ya varios de ellos realizan proyectos de colaboración con los científicos residentes en el Perú. Algunos, pocos, se quedan en el Perú.

¿Sólo peruanos?
También hay extranjeros amigos del Perú que están colaborando con este esfuerzo.

¿Crees que hay política científica peruana?
Es Inexistente. Cada instituto de investigación o universidad hace investigaciones para las que obtiene fondos. Y los fondos vienen mayormente de fuera. El Estado no ha priorizado líneas de investigación. Eso genera dispersión. Además, los institutos están sectorializados, desarticulados.

¿Cuál es tu propuesta?
La he sugerido en las respuestas anteriores. En resumen sería:
Crear un sistema articulado. Lo ideal sería un Ministerio de Ciencia y Tecnología, al que se adscriba todos los institutos, que establezca y conduzca la política en el sector, tomando en cuenta los problemas más importantes del país.
Crear la carrera del investigador científico y tecnológico para asegurar la renovación de cuadros, como ocurre con  los militares, los jueces, los policías y los diplomáticos. Estas carreras son importantes para el Perú desde siempre; pero en el siglo XXI, el siglo del conocimiento científico y tecnológico, debe añadirse la de la ciencia y la tecnología.

Varios nos preguntamos ¿de donde sacas los minutos para hacer tantas cosas, cursos, conferencias, congresos, clubes de ciencia, etc…?
Es una pasión que me acompaña desde siempre. Pero esa pasión me da una gran satisfacción, la de conocer mucha gente joven que la comparte. Y no sentirse solo es algo fundamental en toda lucha, nos hace olvidar el tiempo…

¿Y te queda tiempo para investigar?
Suficiente. Mi tema es la simulación de experimentos de fisión nuclear en el uranio y el plutonio. La fisión es el fenómeno sobre el que se basa el funcionamiento del reactor nuclear. De modo que el Perú no sólo tiene uranio en Macusani, sino que se ocupa de investigar las propiedades que le dan valor. Publicamos nuestros trabajos. Formamos un buen equipo con Justo Rojas, Iván Lobato y otros.

¿Aparte de la fisión?
Estoy empeñado en demostrar que la cordillera de los Andes es una esponja de agua que puede salvarnos de los efectos del calentamiento global. La mayor prueba es el llamado túnel Graton -en realidad es una galería, porque no tienen salida- que da 5 metros cúbicos de agua por segundo. He convencido a mis colegas del Ingemmet para estudiar la cordillera “La Viuda” para hacer otra galería y sacarle un caudal similar. Flúquer Peña y Gerson Cotrina son los excelentes hidrogeólogos con los que hemos conversado ampliamente. En realidad, mi hipótesis es que haciendo galerías similares a lo largo de la parte occidental de la Cordillera de los Andes, podemos convertir en verde gran parte de la costa ahora desértica. Rubén Rojas, ingeniero civil experto en estos temas, piensa que mejor es pensar en recargar el acuífero de la Costa.

¿Volviendo a la política científica, tienes una propuesta para Ministro de Ciencia y Tecnología?
Ministra… Nuestra candidata es Fabiola León Velarde, rectora de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, porque ha demostrado liderazgo científico y tecnológico, convirtiendo a su universidad en modelo para el resto. Esa es una opinión generalizada entre los investigadores científicos y tecnológicos del país.


 

CEPRECYT : Juan Alfaro 135, San Antonio, Miraflores, Lima 18 / Perú

Teléfonos : 447-5713, 9965-7402   E-mail : vcollin@ceprecyt.org